Al Emprender, El Yo Creo NO Existe

Hoy en día me fascina que más y más emprendedores estamos hablando un idioma más técnico y común en torno a nuestra lucha para salir adelante con nuestros proyectos.

Algo muy generalizado es que ya es de bastante dominio público hablar del Business Model Canvas (BMC). Ya he mencionado lo bueno y malo que veo en el BMC, y ahí es donde me gusta mencionar mi predilección por este otro instrumento visual llamado Lean Canvas (diferente al BMC, tal vez ya lo conoces).

Las 3 razones principales por que me inclino más por trabajar con el Lean Canvas son:

  1. Tiene un bloque específico para trabajar el Problema que tu segmento de Clientes experimenta. Es el primer paso para identificar una posible oportunidad de negocio.
  2. Tiene un bloque de Propuesta de Valor y otro de Solución. Distinguir la diferencia entre Propuesta de Valor y Solución es fundamental para experimentar en esa etapa inicial y aprender de nuestros posibles clientes lo suficiente para así lograr tus primeras ventas reales.
  3. Sugiere atacar tu modelo de negocio de bloque en bloque con un orden específico para ir reduciendo la incertidumbre y construir gradualmente.

Sin embargo, hay algo bien importante a destacar. Un Canvas (de cualquier tipo, ej: Value Proposition Canvas) no sirve de nada si no distinguimos claramente cuáles de los elementos que colocamos ahí son Hipótesis (lo que Yo Creo) y cuáles son Hechos respaldados por Evidencias Reales del Mundo Real.

Seguramente estás pensando… mmm… ¿y entonces por qué me sugieres usar un Canvas? La razón es simple, es súper riesgoso tomar decisiones en torno a nuestro modelo de negocio basadas en supuestos o hipótesis (es decir, aquello que Yo Creo). La triste realidad es que son extremadamente raras las ocasiones en que el mundo real es como creemos o imaginamos que es.

Yo también aprendí a usar los Canvas y me encantaba tirar post-its por aquí y por allá. Al cabo, tirar post-its o supuestos/hipótesis no cuesta nada. Llevar cada post-it a la realidad puede costar mucho tiempo y dinero. Puedo asegurarte que al menos, requerirá mucha experimentación.

Por eso, la próxima vez que le presentes tu Canvas a alguien o lo analices tú mismo, asegúrate de distinguir y dejar bien claro cuáles post-its son hipótesis y cuáles son hechos con evidencias en el mundo real.

En Startup Essentials desarrollamos una herramienta visual llamada Clientograma que te lleva de la mano en el proceso de hacer realidad tus post-its. Si quieres aprender a usarla, escríbeme http://www.facebook.com/ury.sarabia y solicítame un período de prueba GRATIS de Apremy.com (Academía Móvil Virtual para Emprendedores).


compass virtual training and advice for startups startup essentials apremy


 

Ury Sarabia

Lean Startup & Customer Development Specialist + Co-Founder & CEO at Apremy.com + Startup Essentials / www.UrySarabia.com