4 aprendizajes que me ayudaron a encontrar mi propósito

Advertencia: es una publicación larga, ya que, estoy resumiendo alrededor de 15 años de mi vida. Pero si llegas al final, me encantará leer sobre tus experiencias de vida y tus búsquedas personales. 🙂

Algo que me tomó mucho tiempo aprender es lo importante que es encontrar tu propósito en la vida y encontrar/definir el propósito de una empresa. Hoy se que es fundamental encontrar ambos propósitos para maximizar las posibilidades de una larga vida para todo emprendimiento. Todo emprendimiento sin importar cual, enfrentará altos y bajos (más bajos que altos, de hecho).

Así que aquí te contaré los orígenes de mi propósito y el de Apremy…

apremy - aprende rapido

Desde mi adolescencia fui muy inquieto y curioso y por lo tanto criticaba constantemente la educación que recibía (tuve la fortuna de recibir una muy buena educación). Como contexto, pasé por el bachillerato/colegio entre los años 1996 y 1999 (¡Uf! ¡Qué rápido pasa el tiempo!). Detestaba el típico proceso de aprendizaje de sentarme a escuchar al profesor dictar un resumen del libro para todos tomar notas al unísono derrochando papel y tinta.

“Hoy en día ya no gana quien más sabe, sino quien más rápido aprende” – Larry Lenihan

Ante esa situación, mi solución al problema (o tedio) era dormir durante las clases (escuchando entre sueños) y sacar fotocopias de las notas de mis compañer@s (sigo infinitamente agradecido) para de ahí estudiar poco tiempo antes de un examen. Mis notas/calificaciones siempre fueron buenas y es por eso que desde entonces comencé a cuestionar si los procesos educativos se podrían mejorar.

Aprendizaje #1

Un hito en ese cuestionamiento fue la clase que tuve en el mismo bachillerato/colegio impartida por Jorge de Obeso Noriega donde fue capaz de enseñarnos cálculos matemáticos mediante la resolución de problemas. Típicamente dejaba de lado las evaluaciones escritas para mejor evaluar y enseñar en la práctica. El reto que más recuerdo fue uno en el que aprendimos trigonometría. El reto constaba de entregar las coordenadas más exactas posibles (en el menor tiempo posible y trabajando en equipos) de la ubicación de un objeto colocado al azar en el patio o explanada del colegio. Dicha explanada está rodeada de pasillos o andadores. Para encontrar la respuesta al problema no había restricciones salvo el hecho de no poder bajar y caminar por la explanada.

Digital StillCamera

Contrario a otras clases de matemáticas de la época donde el uso de una calculadora era pecado capital, podíamos hacer uso de cualquier herramienta que se nos viniera a la mente. Lo importante era resolver el reto con exactitud en el menor tiempo posible. Coincidentemente, tuve la fortuna de contar con una computadora en casa y gracias a que mi padre es un ingeniero civil constructor esa computadora (de escritorio obviamente) contaba con AutoCAD (ya había yo tomado un curso por voluntad propia). Además, logré conseguir un teodolito (instrumento topográfico que usan los ingenieros constructores) y tuve que aprender a usarlo. Ambas herramientas (de gran tamaño y volumen en aquel entonces) las llevé al “examen” y nos permitió resolver el reto. Cada equipo era libre de usar las herramientas y enfoques que quisiera o pudiera. Desde luego copiar era posible pero resulta mucho más difícil que copiar en un examen escrito.

Herramientas o no, todos tuvimos la necesidad de utilizar trigonometría independientemente del enfoque y puedo asegurar que obtuve habilidades, capacidades y competencias que no obtuve en ninguna otra clase (incluyendo mis clases de la universidad).

Algo me quedó muy claro. Existen formas alternas y más efectivas para aprender.

Aprendizaje # 2

Durante la universidad, tuve la fortuna de tomar un programa de intercambio. Pasé 1 año (2 semestres, año 2004) en Linköping, Suecia y el verano (un par de meses) entre ambos períodos en Paris, Francia. Por experiencia previa al conocer extranjeros que venían de intercambio a Guadalajara, pude notar la diferencia abismal que generaba hablar el idioma local en la experiencia como extranjero. De ahí que mi objetivo medular era regresar hablando sueco de manera fluida.

liu-suecia

Había estudiado francés un par de años durante el colegio/bachillerato de la misma forma aburrida y tradicional con buenas notas/calificaciones pero sin resultados notables en cuanto a ser capaz de comunicarme efectivamente en francés.

Buscando llegar lo mejor preparado a Suecia, (en el lapso de 1 mes) comencé a descargar de internet reglas gramaticales y tablas de conjugaciones de verbos, así como, noticias de mi interés en portales suecos para tratar de entender cómo funcionaba el idioma buscando palabra por palabra en un diccionario. Conseguí que una sueca me orientara un poco en cuanto a la pronunciación y poder pronunciar unas pocas palabras a mi llegada a Suecia. Llegar tan preparado y determinado a enfrentar el reto me acercó a personas increíbles (ahora grandes amigos) que siempre estuvieron dispuestos a ayudarme con el idioma con toneladas de paciencia. En cuestión de 4 meses fui capaz de ir solo a enfrentar situaciones de la vida real como preguntar cosas al banco y cortarme el cabello totalmente en sueco (el peluquero no hablaba más que sueco y árabe jejeje). 

Ya para el 6to mes en adelante había personas suecas que al platicar con ellas me preguntaban cuántos años llevaba viviendo en Suecia, es decir, logré un nivel de comunicación en sueco que típicamente toma años a pesar de vivir ahí. Utilicé el mismo método para mi estancia de verano en Paris y en 1 mes logré hablar fluido francés (algo que no logré en 2 años de colegio/bachillerato). *Tengo que admitir que me ayudó mucho aprender inglés desde pequeño y además haber tomado un año sabático entre el colegio y la universidad para vivir/trabajar en Londres, así que, mi consejo es aprende inglés cuanto antes si no lo has hecho.

Todo esto me hizo darme cuenta nuevamente que se pueden desarrollar procesos de aprendizaje más rápidos y efectivos.

Aprendizaje # 3

Al desafiar el status quo del emprendimiento llevando nuevas metodologías como Lean Startup y Desarrollo de Clientes a Latinoamérica, comenzamos a experimentar nuevas maneras de hacer las cosas y sobre todo comenzamos a poner en práctica procesos de aprendizaje rigurosos. Nuevamente, los resultados fueron sorpresivos incluso para nosotros. En testimonios de nuestros clientes que experimentaron nuestros primeros Bootcamps de Startup Essentials (agosto de 2013), repetidamente comenzamos a escuchar cosas como:

“aprendí en 3 días más que en toda mi vida de emprendedor”

ó

“esta experiencia me cambió la vida”

 

Esa gratificación fue la que me hizo dejar mi carrera en el mundo de las ventas consultivas TIC dentro del mundo corporativo global para convertir un experimento en un proyecto de largo plazo. Aún estoy lejos de ganar la misma plata que hacía en Dell pero los domingos por la noche han dejado de ser el momento más triste de mis semanas. Pero sobre todo, creo que desde mi trinchera actual podemos juntos generar grandes cambios para bien.

Aprendizaje # 4

Tras capacitar de manera experiencial a más de 3,000 personas por decenas de ciudades y múltiples países, nos empezamos a dar cuenta de la posibilidad de virtualizar los procesos de aprendizaje con los que habíamos venido experimentando con múltiples variables entendiendo que da resultados y que no. Con mucha experimentación y aplicando lo que nosotros mismos enseñamos, hemos ido desarrollando iterativa y gradualmente lo que hoy llamamos Apremy.com.

Sueño con que algún día podamos adquirir nuevas capacidades, habilidades y competencias con tan solo ingerir una cápsula, pero la tecnología no está ahí aún. Tenemos que ir paso a paso. Hemos aprendido que el emprendimiento no es una foto estática sino que es una serie de fotogramas en constante movimiento y evolución.

“Hemos aprendido que en el mundo moderno presente y futuro es y será sumamente difícil sentarnos por 30 minutos u horas para lograr escuchar (presencial o virtualmente) a alguien con atención. Lo importante es captar conceptos concisos y llevarlos a la práctica y experimentación cuanto antes.”

Hasta que ese futuro de ingerir cápsulas llegue, te invito a tomarte una cápsula concisa y concreta de sólo 5 minutos:

 

 

El camino por recorrer sigue siendo muy largo pero continuamos en esa lucha incansable (hasta el momento sin inversión/capital externos) que todo emprendedor vive por crear clientes felices, uno a la vez.

Desde su comienzo, Apremy ha cambiado mucho y seguirá cambiando mucho pero algo permanecerá una constante: el propósito de ayudar a que las personas aprendan lo más rápido posible.

Purpose (Why) - Apremy


 

Si te gustó esta publicación, probablemente te gustará No necesitamos ideas, necesitamos verdaderos emprendedores ó 4 motivos para no emprender

¡Ayúdanos en nuestro propósito! ¡Comparte esta publicación con tu familia y amigos con los botones aquí abajo! También me encantará leer tus comentarios aquí abajo. ¡Mil mil gracias!

Si quieres saber más sobre mi trayectoría: https://www.linkedin.com/in/urysarabia ¡Agrégame!

Publicaciones relacionadas:

Ury Sarabia

Lean Startup & Customer Development Specialist + Co-Founder & CEO at Apremy.com + Startup Essentials / www.UrySarabia.com