6-mitos-falsos-sobre-la-innovacion-en-las-pyme-startup-essentials

6 Mitos Falsos Sobre la Innovación en las Pyme – Mito 1

Está claro, todos queremos que nuestras ventas aumenten, tener una lista creciente de clientes fieles y satisfechos a lo largo del tiempo, pero ¿cómo lograrlo?, ¿los clientes van a amar nuestro producto toda su vida?, ¿llegará el momento en que los clientes no nos necesiten más y nos despidan?, ¿llegará un Uber a nuestro sector y nos dejará obsoletos?.

Cada año vemos cómo empresas antiguas decaen o mueren y también vemos cómo empresas nuevas prosperan y crecen. ¿Acaso es suerte? Definitivamente no. Esto tiene que ver con algo mucho más allá de crear productos y servicios. Esto tiene que ver con encontrar, a través de procesos estructurados, maneras de solucionar las necesidades y problemas de los clientes, por las cuales los clientes estén dispuestos a pagar una y otra vez. Y claro está, las necesidades de los clientes no son estáticas, son dinámicas, evolucionan.

En toda parte se dice que la innovación es el camino para crecer y perdurar en el tiempo como empresa. Lastimosamente, en torno a la innovación existe tanto ruido que la mayoría de empresarios Pyme terminan confundiéndose y dudando si la innovación es adecuada para su empresa y sin idea de por dónde comenzar. Para ayudar a solucionar este problema, hemos probado la falsedad de los siguientes 6 mitos sobre la innovación en las Pyme:

Mito 1: “La innovación no es para las industrias tradicionales”.

Mito 2: “La innovación es sólo para las grandes compañías”.

Mito 3: “La innovación consiste en crear algo que no existe”.

Mito 4: “La innovación solo se logra con la adopción de nuevas tecnologías”.

Mito 5: “La innovación requiere grandes inversiones”.

Mito 6: “La innovación no es posible en Latinoamérica”.

Mito 1. La innovación no es para las industrias tradicionales.

Lo primero que hay que entender para demostrar la falsedad de este mito es que la innovación no se relaciona exclusivamente con el producto o servicio en sí mismo. Hay muchísimas otras áreas donde podemos innovar que pueden hacer la diferencia entre la agonía y el éxito de nuestro negocio.

Para ilustrar un ejemplo tomemos el caso de los zapatos, una de las industrias más tradicionales. Podría llegarnos a la mente el inmenso interrogante de cómo innovar en un sector tan común y quizás imaginarnos unos zapatos ultra modernos como aquellos que se atan solos para luego concluir que definitivamente eso está fuera de nuestro alcance y que simplemente no podemos innovar, cuando la respuesta es que sí podemos.

innovacion-en-zapatos-zapatos-que-se-atan-solos-startup-essentials

Y entonces viene la pregunta, ¿si no es en el producto en sí mismo, dónde podemos innovar?. Pues hay muchas áreas de oportunidad para innovar (y para que la innovación realmente tenga impacto positivo en nuestro negocio), como por ejemplo:

  • El modelo de monetización.
  • Los canales de adquisición de clientes.
  • La manera en que nos comunicamos con los clientes.
  • La experiencia al realizar una compra.
  • El servicio post venta.

Veámoslo con el mismo ejemplo de los zapatos. Zappos es una tienda en línea de zapatos. ¿Es innovadora porque vende por internet? No. Es innovadora porque ha impactado positivamente la experiencia de las personas al comprar zapatos.

innovacion-en-zapatos-zappos-startup-essentials

Quizás todos tenemos o hayamos tenido olvidados en nuestro armario zapatos que sólo usamos un par de veces. ¿Qué sucedió si en la tienda antes de comprarlos lucían tan bien? Quizás no escogimos bien la talla, o no tuvimos oportunidad de caminar con ellos lo suficiente para asegurarnos que nos quedaban bien, o sucumbimos ante la mirada del vendedor, o finalmente cuando llegamos a casa nos dimos cuenta de que no combinaban tan bien con la ropa que queríamos usarlos, etc.

Zappos se dio a la tarea de entender los aspectos negativos que experimentan las personas al comprar zapatos y utilizó eso como punto de partida para innovar. Fortaleció su propuesta de valor y su servicio al punto de lograr brindar a sus clientes una experiencia completamente satisfactoria y diferente a lo que habían experimentado antes a la hora de comprar zapatos. Al comprar en Zappos las personas pueden hacer devoluciones de manera gratuita y las veces que lo requieran. Esto les permite probar los zapatos nuevos el tiempo suficiente en la comodidad de su casa, con la ropa con que quieren usarlos y sin la presión de tener a un vendedor encima.

¿Qué le sucedió a Zappos por innovar en una industria tradicional? Hizo miles de clientes felices, hizo millones de dólares en ventas y fue adquirida por Amazon por 1.2 billones de dólares en 2009.

¿Qué opinas? Comenta.

Espera en una semana el Mito 2: “La innovación es sólo para las grandes compañías”.


¿Estás buscando crear nuevos productos o servicios o fortalecer los que ya tienes para mejorar los resultados de tu empresa?

Te invitamos a conversar para evaluar cómo podemos ayudarte.

¡Da clic AQUÍ!


Comments

comments

Juan Franco

Business Developer at Startup Essentials & Apremy.