6-mitos-falsos-sobre-la-innovacion-en-las-pyme-startup-essentials-mito-4

6 mitos falsos sobre la innovación en las Pyme – Mito 4

Es fácil caer en la trampa de pensar que la innovación en las Pyme sólo es posible a través de la adopción de nuevas tecnologías, lo cual puede asociarse fácilmente con grandes inversiones de tiempo y esfuerzo, y así terminar concluyendo que la innovación está fuera de nuestro alcance. Esta situación crea el cuarto mito sobre innovación en las Pyme: “La innovación sólo se logra con la adopción de nuevas tecnologías”, sobre el cual se trata esta publicación.

Si te has perdido o quieres ver de nuevo la discusión sobre los mitos anteriores, aquí las tienes:

  1. “La innovación no es para las industrias tradicionales”.
  2. “La innovación es sólo para las grandes compañías”.
  3. “La innovación consiste en crear algo que no existe”.

Mito 4: La innovación sólo se logra con la adopción de nuevas tecnologías

Pensar en innovar tiene sentido cuando vemos la innovación como un camino para impactar positivamente los resultados de nuestro negocio. Lo cual viene a ser, encontrar maneras de aportar más valor a nuestros clientes y de esta manera, por ejemplo:

  • Lograr que los clientes paguen más por nuestro producto o servicio.
  • Lograr que los clientes usen (y paguen) más frecuentemente nuestro producto o servicio.
  • Llegar a nuevos segmentos de clientes.

No se requieren análisis complejos para concluir que la innovación en las Pyme no sólo logra con la adopción de nuevas tecnologías. Hay tener en cuenta que las posibilidades para innovar van mucho más allá de crear un nuevo producto o implementar mejoras en el producto que ya tenemos. Pues podemos innovar en los múltiples elementos que hacen posible que ese producto llegue a los clientes y en la experiencia que ellos viven con el producto.

“La tecnología es un medio, no es un fin” – Ury Sarabia

Recordemos que los clientes no pagan por nuestro producto en sí mismo sino por el beneficio que reciben a través de dicho producto. Es decir que utilizar la más alta tecnología no implica necesariamente tener más clientes o que ellos paguen más. De hecho, en muchos casos es posible innovar con la misma tecnología de la que ya disponemos e incluso con tecnología más económica y/o menos compleja. Miremos dos ejemplos.

Un shampoo innovador

logo-de-bendita-aurora-ejemplo de innovación en las pyme

Bendita Aurora es una compañía colombiana experta en la producción de cosméticos a partir de ingredientes orgánicos comprometida con la buena salud de sus clientes y con la conservación ambiental. Uno de sus productos consiste en un shampoo sólido. Es decir, un shampoo que en vez de ser líquido y venir en tarro o frasco, viene sólido en forma de barra.

El shampoo sólido de Bendita Aurora hace felices a sus clientes y al mismo tiempo involucra innovación en cuanto a producto, empaque, reducción del impacto ambiental y modo de uso. Y se produce con tecnología aún más simple que la que utiliza para elaborar sus productos más convencionales.

Innovación a la hora de comer

blue-apron-logo-de-bendita-aurora-ejemplo de innovación en las pyme

Blue Apron es una compañía que entrega a los amantes de la cocina saludable ingredientes y recetas en la puerta de su casa. Así los clientes pueden preparar comidas saludables de manera guiada y sin tener que ir al mercado a conseguir los ingredientes.

Innovar en la manera de ordenar, recibir y consumir productos para cocinar no requiere alta tecnología. Si bien hoy en día Blue Apron funciona a través de una plataforma de internet con cierto nivel de automatización, su innovación puede fácilmente reproducirse a través de elementos tan simples como el uso del teléfono y sistemas convencionales para entregar los productos.

La clave para la innovación en las Pyme

“Podemos innovar con lo que tenemos al alcance y lo más importante que tenemos al alcance son nuestros clientes”

Dedicar tiempo a conocer (y sobre todo a entender) los problemas y el comportamiento de los clientes es la clave para poder crear nuevos beneficios para ellos, por los cuales estén dispuestos a pagar más y/o de manera más frecuente.

En Startup Essentials & Apremy hemos tenido la oportunidad de entrenar con nuestros bootcamps a más de 3,500 personas a lo largo de Colombia, México, Chile y Ecuador, en metodologías para la creación de nuevos modelos de negocios con elementos de innovación que logren ventas desde el comienzo. Estos bootcamps (que también hacemos al interior de las empresas) duran tan sólo 3 días, es decir que no hay tiempo para desarrollar productos de alta tecnología. Sin embargo, las ventas acumuladas que han logrado nuestros alumnos en los bootcamps ya superó los USD $900,000.

Aprender de los clientes es un proceso que no se termina. Podemos llevar 20 años trabajando para el mismo segmento de clientes y aún así seguir aprendiendo (y sorprendiéndonos). Las nuevas tecnologías crean una plataforma para innovar, pero no tienen sentido si no las utilizamos para crear nuevos beneficios para nuestros clientes.

¿Qué opinas?

Gracias por leer y compartir.

Comments

comments

Juan Franco

Business Developer at Startup Essentials & Apremy.