El enemigo más grande de todo emprendedor o empresario (y como enfrentarlo)

Como emprendedores vivimos en un constante estado de incertidumbre. Sobre todo cuando somos un emprendedor en una etapa temprana, no sabemos quienes son nuestros clientes, qué problema requieren ellos resolver, cuáles son nuestros aliados, cuánto debemos cobrar, si nuestro(s) socio(s) permanecerán con nosotros largo tiempo o si se irán mañana, entre muchas otras cosas más.

Este mar de incertidumbre nos trae grandes riesgos y enemigos. Obviamente el mayor riesgo de todos es el fracaso. A lo largo de mi carrera yo mismo he probado el sabor amargo del fracaso y hoy en día puedo contar los aprendizajes que obtuve en el camino.

De igual manera he tenido la fortuna de vincularme y aprender con otros fracasados, ya que, en 2012 en Santiago de Chile fundamos (junto al increíble equipo de FounderList) Emprendedores Anónimos, el “alcohólicos anónimos para los emprendedores” donde se pueden compartir experiencias uno a uno porque nunca sabes a quien puedes ayudar o nunca sabes quien te puede ayudar.

También he tenido la fortuna de colaborar con la comunidad de FuckUp Nights y el Instituto del Fracaso a través de la fundación del capitulo de las noches del fracaso en Guadalajara, México.

Así mismo, a través de Startup Essentials he podido tener contacto (hasta la fecha) con más de 10,000 emprendedores y profesionales vinculados al emprendimiento y la innovación.

Esto me ha dado el privilegio de escuchar todo tipo de relatos, desde fracasos rotundos hasta historias ejemplares a lo largo de múltiples países.

Dentro de los estudios de FuckUp Nights y otros estudios como el de CB Insights se pueden identificar las principales causas de fracaso de startups.

Las 3 principales causas de fracaso de los emprendimientos o startups

why-do-startups-fail

1. Necesidad de mercado inexistente

Al crear nuevas empresas y nuevos modelos de negocio, lo que tenemos que hacer es crear clientes que nos generen ventas para así crear empresa. Si creamos productos o servicios que nadie quiere, estaremos destinados a fracasar.

2. Se agotó el dinero

En el mundo de las empresas y los negocios el efectivo es el rey. No cuidar el flujo de efectivo termina por extraer la sangre vital de una empresa: el dinero en el banco que permite operar el negocio y seguir atendiendo a clientes.

3. Equipo equivocado

Disputas o falta de acuerdos entre co-fundadores o miembros del equipo lleva a romper la armonía de la búsqueda y ejecución de modelos de negocio.

El enemigo más grande de todo emprendedor o empresario

Definitivamente estoy de acuerdo con dicho estudio dado que yo mismo he vivido gran parte de esas causas a lo largo de mi carrera emprendedora e incluso en mi carrera en el mundo corporativo.

Pero lo que más me ha sorprendido son los fenómenos y dinámicas interpersonales que podemos ver durante nuestros bootcamps al interior de los equipos que se conforman allí. Estos bootcamps se pueden convertir en laboratorios interesantes donde puedes observar cómo evolucionan distintas variables. Hemos podido ver cómo equipos distintos en circunstancias extremadamente similares ejecutan completamente diferente y cómo el desempeño de ellos contrasta radicalmente.

Aquellos equipos que de inicio aparentan tener muy buena experiencia, muy buenos curriculums, muy buenas capacidades personales y una “gran idea de negocio” podríamos inmediatamente perfilarlos hacia el éxito, sin embargo, hay un elemento que usualmente no es considerado por los emprendedores e incluso por la mayoría de los programas de emprendimiento: la dinámica interpersonal de cada uno de los miembros del equipo.

En innumerables ocasiones dentro de nuestros bootcamps hemos tenido equipos que descubren modelos de negocio increíbles y que logran ventas por decenas e incluso centenas de miles de dólares en tan solo 3 días de trabajo empezando desde cero (sin idea de negocio y nada pre-trabajado). Desafortunadamente, la gran mayoría de esos equipos se han desintegrado.

De ahí que he llegado a la conclusión que el enemigo más grande de todo emprendedor o empresario está en su misma persona: el ego.

  • Un emprendedor con ego alto se enamora de su idea de negocio en lugar de enamorarse del problema de los clientes.
  • Un emprendedor con ego grande deja de escuchar a sus clientes y termina construyendo productos y/o servicios que nadie quiere.
  • Un emprendedor egoísta deja atrás la humildad e impone superioridad sobre sus compañeros de equipo, sus clientes, sus aliados, sus stakeholders.

Esto nos ha llevado a crear la Teoría del Ego Emprendedor donde el equipo ideal cumple dos condiciones. Y estas condiciones son las recomendaciones que te hacemos para combatir el enemigo más grande de todo emprendedor.

1. El ego entre los miembros del equipo debe de estar en balance.

Es decir, ningún miembro del equipo debe de tener su ego por encima o por debajo de otro miembro del equipo. Esto maximiza la buena comunicación y colaboración y por lo tanto minimiza las posibilidades de ruptura del equipo. Obviamente también debemos de buscar que los propósitos personales del equipo estén alineados con el propósito de la startup.

2. El ego del cliente siempre debe de ser superior al ego del equipo como conjunto.

Un equipo soberbio que no escucha a sus clientes difícilmente logrará encantar y hacer feliz a su segmento de mercado para que estos compren, vuelvan a comprar y recomienden a sus familia y amigos. Esto no significa que no debamos de preocuparnos por empoderar al equipo y robustecer su confianza.

Conclusiones:

Cuidar el nivel de ego y vigilarnos constantemente minimiza las posibilidades de caer en:

  • Crear algo que nadie quiere. Necesidad de mercado inexistente.
  • Agotar el dinero. Usualmente asociado a mal gastar por alimentar el ego.
  • Reclutar el equipo incorrecto. Miembros de equipo con egos desnivelados.

Así que, recuerda, tu más grande enemigo eres tú. ¡Cuida de ti en todo momento!


¿Quieres recibir más información sobre este tema?

Deja tus datos. No te preocupes, no te enviaremos spam. Solo contenido de valor 😉

 


Si llegaste leyendo hasta aquí, ¡mil gracias!. Si te gustó comenta y compártelo. Nos ayudarás a llegar a más emprendedores y programas de emprendimiento.

Si crees que puedo apoyarte de alguna manera escríbeme a ury@apremy.com.

¡Hasta la próxima!

:)

Te recomiendo leer también: Como fortalecer la propuesta de valor a partir de la confianza

 

Ury Sarabia

Lean Startup & Customer Development Specialist + Co-Founder & CEO at Apremy.com + Startup Essentials / www.UrySarabia.com