8-recomendaciones-para-sacar-el-maximo-provecho-a-tus-sesiones-de-asesoria

8 recomendaciones para sacar el máximo provecho a tus sesiones de asesoría

Si al emprender vives pensando en que te robarán tu idea, si temes escuchar opiniones que quizás pongan en jaque tu plan perfecto o si tu ego es tan grande como para creer que puedes solo, quizás te estés perdiendo del inmenso valor que tiene recibir asesoría.

En mi rol dentro del Programa Compass de Apremy ya he acumulado unos cientos de horas asesorando emprendedores. Y como emprendedor, desde hace tiempo me he propuesto obtener asesoría de personas expertas en los temas que más me interesan, mínimo una vez por semana

Uniendo estos dos puntos de vista, comparto en esta publicación mis recomendaciones para obtener el máximo provecho de tus sesiones de asesoría.

Más conversación que asesoría y más expertos que asesores

En la práctica prefiero reemplazar el término “asesoría” por el término “conversación”. Y en vez de hablar de “asesores” prefiero hablar de “expertos”.

El término conversación implica un intercambio, un proceso de comunicación entre las dos partes. Y de entrada, le quita el título acartonado a algo que en realidad debe parecerse lo más posible a una conversación entre amigos.

Una “asesoría” en la que la comunicación vaya en una sola dirección no tiene sentido, mejor ve a leer un libro.

Por su parte, el término experto implica que independientemente del nivel de escolaridad, el nivel socioeconómico, la edad, el género, etc. esa persona puede aportar desde lo que ella misma ha vivido y no sólo a través de lo que ha escuchado o lo que ha leído (como ocurre en muchos casos).

Así que antes de ir a buscar ayuda trata de identificar exactamente cuál es la dificultad que estás teniendo y pregúntate quién es experto en dicha situación.

A manera de ejemplo, si estuvieras desarrollando un proyecto de lavado de autos, en su momento podrían ser asesores, desde personas expertas en finanzas, modelos de negocio, tecnología, etc. hasta las personas que lavan manualmente los autos, quienes llevan años haciendo lavar sus autos, quienes pintan autos, etc.

Sacar el máximo provecho a tus conversaciones con expertos

Estas son mi 8 recomendaciones para sacar el máximo provecho a tus sesiones de asesoría, es decir, a tus conversaciones con expertos.

    1. Define el objetivo de conversar con expertos. El primer objetivo a definir es el por qué buscar conversaciones con expertos, ¿realmente estás abierto a recibir ayuda o vas tratando de alimentar el ego mostrando tu proyecto y esperando aplausos?.
    2. Define el objetivo de cada conversación. Esto consiste en tener claro qué quieres conseguir en cada conversación. Por ejemplo: solucionar un problema específico, entender cómo llevar a la práctica determinado concepto, conseguir que te compartan contactos, escuchar historias similares a la tuya, recibir retroalimentación, etc. Debe estar definido y debes comunicárselo al experto antes de iniciar la conversación, así lo ayudarás a él a ayudarte.
    3. Sé honesto. Sin esto, pierdes tu tiempo y le haces perder el tiempo al experto. Si no eres honesto el tiempo de la conversación se va a desperdiciar hablando sobre algo que no es real. Ocultar información vital en tu conversación con un experto es tan peligroso como ocultarle información a tu médico. Muestra las cosas como son, sólo así podrán ayudarte de verdad.
    4. Ayuda al experto. Piensa en esto, tu eres el creador de tu proyecto, llevas meses pensando en él y trabajando en él. Por su parte, el experto lo único que conoce sobre tu proyecto es lo que alcances a transmitirle en unos cuantos minutos. Ayúdalo a ayudarte. Prepara una presentación, una tabla, un gráfico, un video, un canvas, etc. algo que le permita entender de qué se trata tu proyecto, cuál su estatus y en qué quieres qué necesitas ayuda.
    5. Sé concreto. Los verdaderos expertos siempre están ocupados, así que debes prepararte para tener conversaciones cortas y productivas. Debes ser eficaz y eficiente en presentarte, presentar tu proyecto y en comunicar qué esperas obtener en la conversación. Si te gastas todo el tiempo hablando de ti perderás el tiempo valioso en que hable el experto.
    6. Deja hablar al experto y escucha. Una vez el experto comience a hablar, hay que hacer tres cosas: escuchar, escuchar y escuchar.
    7. Toma notas. Toma notas, fotos, grabaciones y todo lo que puedas de lo que está diciendo el experto. Esto ayudará a que no se te escape ningún detalle y motivará al experto porque sentirá que le estás prestando mucho interés.
    8. Soluciona todas tus dudas. Volviendo a la recomendación número 3, hay que ser honestos también con lo que no entendemos. No tiene nada de malo, no estamos presentando un examen en el colegio. Después de todo, tienes al experto en frente, haz lo más sabio que podemos hacer los seres humanos: ¡Preguntar!.

Espero le hayas encontrado valor a este artículo. Si es así, compártelo y comenta.

¿Sobre qué otros temas te gustaría leer?

Hasta la próxima

Saludos!

Comments

comments

Juan Franco

Business Developer at Startup Essentials & Apremy.