Cómo emprender siendo psicólogo - Startup Essentials - Apremy

Cómo emprender siendo psicólogo

En días pasados la Universidad de Cuenca (Ecuador) nos contrató para realizar uno de nuestros bootcamps. Pero no cualquier bootcamp, se trató de un bootcamp dirigido a psicólogos! Con el objetivo de ayudar a entender cómo emprender siendo psicólogo.

Este genial bootcamp lo realizamos entre el 12 y el 14 de mayo de este año en la Facultad de Psicología de la Universidad de Cuenca y en él participaron estudiantes, docentes y profesionales de psicología vinculados a dicha facultad.

Si bien estamos acostumbrados a entrenar personas de múltiples perfiles y en diferentes contextos como desarrollo urbano, salud, agricultura e impacto social, nunca habíamos hecho un bootcamp que estuviera completamente orientado a la creación de modelos de negocios en torno a la psicología y ayudara a entender cómo emprender siendo psicólogo.

En cuanto a resultados, una vez más pudimos comprobar que las 4 etapas para ir de la idea a las ventas que establece nuestro Clientograma son transversales a cualquier sector económico y del conocimiento, así como a todo perfil de persona interesada en emprender. Sin embargo, lo más importante en cuanto a resultados fueron nuestros aprendizajes, de los cuales comparto lo siguiente.

Ventajas de ser psicólogo al emprender

Emprender siendo psicólogo - Startup Essentials - Apremy

Tal como nos gusta hacerlo, en este bootcamp no trabajamos a partir de ideas de negocios que traían los participantes sino que partimos de clientes hipotéticos que para este caso fueron: madres y padres de familia, adolescentes, estudiantes, docentes y parejas. De esta manera los participantes experimentaron paso a paso cómo ir desde cero a ventas en tan sólo tres días.

Luego de convivir con estos psicólogos (curiosamente todos son psicólogos clínicos) durante los tres días que duró el bootcamp y verlos en acción realizando experimentos con clientes reales, hemos identificado en conjunto con Ury las siguientes ventajas que tienen los psicólogos cuando deciden emprender.

1. Entender los problemas de las personas les resulta algo completamente natural

Crear un negocio exitoso se basa en encontrar una propuesta de valor fuerte para los clientes, lo cual a su vez se basa en encontrar y entender el problema que experimentan los clientes. En esto se basa el desarrollo de clientes (Customer Development).

Y si definitivamente hay algo para lo que están entrenados los psicólogos clínicos es justamente comunicarse con las personas e identificar qué es lo que les está afectando.

Esto significa que para que los psicólogos puedan crear modelos de negocios de manera eficiente y eficaz, basta con que pongan en práctica frameworks de experimentación estructurada con clientes como el Clientograma para guiar el proceso de construcción del modelo de negocios, pues en cuanto a herramientas y metodologías para obtener la información y las evidencias que necesitan de sus clientes basta y sobra con las que aplican en su profesión.

Algo que cuesta (y paraliza) a muchos emprendedores es precisamente la facilidad para abordar personas (clientes) y tener conversaciones con ellas. En el caso de los psicólogos pudimos comprobar que les resulta sumamente fácil abordarlas, abrir la conversación y desarrollar entrevistas efectivas orientadas a conocer el verdadero comportamiento de los clientes, lo cual es la base para crear un modelo de negocio de manera rápida y efectiva.

2. Están equipados con todo un kit de herramientas aplicables a la creación de negocios

Habiéndonos sorprendido la facilidad que demostraron para “salir a la calle” y ejecutar experimentos con clientes, a continuación lo que nos sorprendió fue el arsenal de herramientas de análisis que pusieron en práctica para entender cómo los clientes experimentan las diferentes problemáticas encontradas y para priorizarlas en función de su nivel de dolor.

Durante todo el bootcamp vimos cómo los psicólogos realizaban debates y análisis estructurados en torno a diagramas y mapas, resultado de poner en práctica teorías y herramientas específicas de la psicología clínica. Y como consecuencia, los pasos correspondientes a identificación del encaje cliente-problema, así como la identificación y la validación de la propuesta de valor fueron sumamente eficientes.

Sin embargo, no todo fue color de rosa para los psicólogos en el camino de construir sus modelos de negocios, se presentaron varios tropiezos. Por esta razón, a continuación vienen recomendaciones para emprender siendo psicólogo.

Puntos clave para emprender siendo psicólogo

1. Evita la parálisis por análisis (o hiper-análisis)

En medio de entender que no hay dos personas iguales, es posible encontrar patrones de comportamiento y en el cómo perciben determinada situación las personas con determinadas características (segmento de clientes).

Además, como emprendedores y como entrenadores de emprendedores hemos podido comprobar una y otra vez que ante la duda lo mejor es ejecutar un experimento con los clientes y obtener las evidencias que nos hagan falta para ir construyendo bloque a bloque nuestro modelo de negocio.

2. Crea un equipo multidisciplinario

Primero que todo, si lo que quieres es crear un modelo de negocio no te vas a salvar de tener que vender. Sin embargo, entendemos que la formación y el ejercicio de la psicología por lo general excluye temas como ventas, marketing, desarrollo de productos o servicios y manejo del dinero.

Es por esta razón que a la hora de emprender en serio es pertinente considerar armar un equipo multidisciplinario que permita reaccionar de manera rápida y adecuada a todas las sorpresas que trae consigo la construcción y el fortalecimiento de un modelo de negocio.

3. Piensa más allá del consultorio

El entendimiento profundo de determinada problemática en un segmento de clientes es lo que permite crear modelos de negocios repetibles y escalables, haciendo posible aportar valor (beneficios) a muchas personas a través de productos o servicios sin necesidad de ir atendiéndolos de uno en uno.

Esto da pie entonces a la posibilidad de crear modelos de negocios que deriven en la creación de productos como por ejemplo juegos didácticos, contenidos (libros, videos, audios), recursos educativos, aplicaciones para dispositivos móviles, plataformas web de interacción entre personas, entre otros. Que van mucho más allá de atender personas una a una en un consultorio, haciendo posible ayudar a cientos y miles de personas de maneras más eficientes y eficaces.

#PsicólogosEmprendedores

Después de todo, que la Facultad de Psicología de la Universidad de Cuenca haya decidido apostarle al emprendimiento no es un hecho aislado.

Curiosamente a lo largo de este año hemos recibido varias solicitudes de apoyo de profesionales de la psicología que están buscando salirse del molde (como nuestras amigas Pame Quezada y Pame Maercovich) para ayudar al tipo de personas que más les interesa y a la vez cumplir sus propios objetivos personales y profesionales.

Esperamos poder repetir la experiencia en la Universidad de Cuenca y muchas universidades más a través de nuestros talleres y ayudar a muchos más psicólogos con nuestro programa de acompañamiento personalizado.

Gracias por leer!

Si te gustó este artículo compártelo y comenta.

Hasta la próxima.

Juan Franco

Business Developer at Startup Essentials & Apremy.